Inicio / Guía del autónomo / Qué es el DAFO y cómo aplicarlo al negocio
DAFO

Qué es el DAFO y cómo aplicarlo al negocio

El Autónomo Digital. El análisis DAFO, también conocido como análisis FODA o DOFA, es una herramienta de estudio de la situación de una empresa o un proyecto, analizando sus características internas (Debilidades y Fortalezas) y su situación externa (Amenazas y Oportunidades) en un gráfico o una matriz cuadrada. Proviene de las siglas en inglés SWOT (Strengths, Weaknesses, Opportunities y Threats). En castellano son las iniciales de Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades.

En qué consiste el DAFO

DAFO

¿Para qué sirve el DAFO? Básicamente para mejorar el negocio. ¿Cómo? Estableciendo unas estrategias para ello.

Esta herramienta DAFO del portal del Ministerio tiene el valor añadido, respecto a otras parecidas, “de ayudar a priorizar las diferentes estrategias que se puedan crear y ayuda a saber en qué orden deberían llevarse a cabo”. De este modo, en función del valor que se asigne a cada apartado al DAFO, las estrategias (que estarán relacionadas con estos valores) tendrán mayor o menor importancia. La aplicación realiza la priorización de forma automática.

Ejemplo de análisis DAFO

En internet el freelance podrá encontrar otros portales y guías sobre el DAFO. Emprendedores, por ejemplo, tiene una guía concisa y, en algún apartado, más exhaustiva que la del Ministerio. Así, esta publicación desarrolla con más profundidad, entre otros, el apartado de análisis interno y externo. Ésta es la propuesta que hacen en su guía:

El análisis interno. Consiste en detectar las fortalezas y debilidades de la empresa que originen ventajas o desventajas competitivas. Para llevarlo a cabo se estudian los siguientes factores:

Producción. Capacidad de producción, costes de fabricación, calidad e innovación tecnológica.

Marketing. Línea y gama de productos, imagen, posicionamiento y cuota en el mercado, precios, publicidad, distribución, equipo de ventas, promociones y servicio al cliente.

Organización. Estructura, proceso de dirección y control y cultura de la empresa.

Personal. Selección, formación, motivación, remuneración y rotación.

Finanzas. Recursos financieros disponibles, nivel de endeudamiento, rentabilidad y liquidez. Investigación y Desarrollo. Nuevos productos, patentes y ausencia de innovación.

Por su parte, el análisis externo trata de identificar y analizar las amenazas y oportunidades de nuestro mercado. Según Emprendedores, abarca estas áreas:

Mercado. Definir el target y sus características. También los aspectos generales (tamaño y segmento de mercado, evolución de la demanda, deseos del consumidor) , y otros de comportamiento (tipos de compra, conducta a la hora de comprar).

Sector. Detectar las tendencias del mercado para averiguar posibles oportunidades de éxito, estudiando las empresas, fabricantes, proveedores, distribuidores y clientes .

Competencia. Identificar y evaluar a la competencia actual y potencial. Analizar sus productos, precios, distribución, publicidad, etc.

Entorno. Son los factores que no podemos controlar, como los económicos, políticos, legales, sociológicos, tecnológicos, etc.

Además

gestión comercial

Seis claves para aportar más valor a la gestión comercial

El Autónomo Digital. Todas las empresas, en general, y las pymes y startups, en particular, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *