Inicio / Guía del Freelance / Cómo abrir un negocio ‘online’ y cómo hacer su plan de negocio
negocio online

Cómo abrir un negocio ‘online’ y cómo hacer su plan de negocio

El Autónomo Digital. Montar un negocio online tiene sus ventajas, pero también sus inconvenientes. Las ventajas son, a primera vista, el ahorro de costes. Una tienda virtual, por ejemplo, ahorra los costes asociados al mantenimiento de un local. Y si se es autónomo, como destaca la web Debitoor, “esto resulta un punto a su favor”.

Un negocio online también se asocia a la velocidad y se dice, incluso, que se puede montar “en un par de clics…”. Sin embargo, la realidad dice que se necesitan más de un par de clics para ponerlo en marcha.

Según Debitoor, los ingredientes básicos que se necesitan para abrir un negocio online son los siguientes:

  • Un producto o servicio.
  • Una página web.
  • Una forma de pago segura.
  • Plan de marketing para dar a conocer el negocio.

“No vale, eso sí, con ponerlos en la batidora y darle al botón (o hacer clic)”, afirman los especialistas. “Como en los buenos platos, hay que saber combinarlos en su justa medida y en su justo momento”.

Y tampoco conviene olvidar las obligaciones legales. Además, cumplimentarlas lleva más de un par de clics.

Los requisitos legales para abrir un negocio online

Los primeros pasos para abrir un negocio online no se distinguen de cualquier negocio. A saber:

  • Si se es autónomo (como es el caso de la mayoría que inicia un negocio online) hay que darse de alta como autónomo en la Seguridad Social (concretamente, en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos o RETA) y en Hacienda.
  • El emprendedor ha de cumplir sus obligaciones como autónomo en la Seguridad Social y con sus obligaciones fiscales con Hacienda.

Pero todo esto no basta. El autónomo tiene que dar también unos pasos específicos del negocio online que están regulados por la ley de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico (LSSICE).

Esta normativa exige, en su artículo 10, que la siguiente información esté disponible para los usuarios y administraciones de forma permanente, fácil, directa y gratuita:

  • Nombre o denominación social de la empresa y su domicilio.
  • Los datos de su inscripción en el Registro Mercantil.
  • Dirección de correo electrónico.
  • Número de identificación fiscal.
  • Información clara y exacta sobre el precio del producto o servicio. Hay que dejar claro si incluye los impuestos aplicables y los gastos de envío.
  • Códigos de conductas a los que se adhiere la empresa.

En otros artículos de la ley hay otras directrices que son imprescindibles, como es lo relativo a la publicidad por e-mail. El artículo 20 indica:

  • Prohibición de spam (no se pueden enviar correos electrónicos no solicitados por el cliente).
  • En la comunicación publicitaria hay que identificar el remitente (la empresa) y aclarar que se trata de publicidad.

Por último, el autónomo ha de tener en cuenta los siguientes derechos del usuario y las reglas de la contratación online (artículos 22 y 27):

  • El usuario podrá revocar en cualquier momento su suscripción a las comunicaciones comerciales sólo con notificarlo.
  • El usuario ha de recibir información clara, comprensible e inequívoca sobre todos los trámites de la contratación.

Además de la ley de comercio electrónico, hay que tener en cuenta la ley de protección de datos de carácter personal (LOPD) y hay que inscribirse en la Agencia Española de Protección de Datos. El emprendedor debe recordar que los datos de sus clientes han de estar bien asegurados. Asimismo, hay que estar pendientes de las variaciones que se puedan introducir en la legislación: actualmente se avecinan cambios en esta normativa a instancias de la Comisión Europea.

Por tanto, el autónomo debe saber que sólo el aspecto legal le puede llevar más de un par de clics. Pero antes ha de haber tomado los ingredientes señalados al principio y haberlos combinado bien.

Existen otras web, como Emprendedores, que muestran paso a paso cómo montar un negocio online.

Plan de negocio para montar una tienda ‘online’

Ahora bien, otro elemento fundamental es la elaboración de un plan de negocio. Si el autónomo se plantea poner en marcha un negocio de comercio electrónico, independientemente del sector que le interese, hay que buscar un proyecto especializado con productos claramente identificables, intentando que el producto sea de una marca o marcas reconocidas, y que le lleven, de esta forma, a un tipo de consumidores que prime el servicio frente al precio.

Según destacan los expertos, no le interesará el comprador que se decanta por otras tiendas o por ofertas de Internet y que busca básicamente precio. “No hay otra opción que moverse en precios recomendados para ser competitivo. Está claro que cada producto va a tener un plan de negocio, un precio y unas expectativas de venta diferentes, pero estas pautas le van a ayudar a dimensionar y enfocar correctamente tu empresa”. Esas pautas constituyen el plan de negocio para una tienda online. En este enlace se puede leer cómo plantearse abrir una tienda electrónica a través de las experiencias y recomendaciones de varios expertos. Además, ofrecen un enlace para descargarse un plan de negocio completo para analizar la viabilidad del proyecto.

Además

AEAT

Nueve de cada diez empresas que deben incorporarse al SII ya comunican a la AEAT sus transacciones comerciales en tiempo real

El Autónomo Digital. Casi 50.000 empresas de un total de 54.000 contribuyentes que conforman el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *