Inicio / Startups / ENTREVISTA – Jorge Dobón, CEO de Demium: “Crear una ‘startup’ no es algo que pueda hacer cualquiera”
Demium
Jorge Dobón, CEO y fundador de Demium.

ENTREVISTA – Jorge Dobón, CEO de Demium: “Crear una ‘startup’ no es algo que pueda hacer cualquiera”

Antoni J. Cano. Lo primero que llama la atención de Jorge Dobón (Madrid, 1989) es su gran juventud. Parece increíble, pero con su edad ha tenido tiempo de fracasar con un proyecto empresarial y de crear otro en Valencia –con poco más de veinte años–: una novedosa iniciativa llamada Demium, una incubadora de startups, que, incluso, cuenta con su propio fondo de inversión.

De momento, en menos de cuatro años, Demium ya ha ayudado a arrancar a una treintena de startups, con una tasa de supervivencia por encima del 90 por ciento, y se ha convertido en la primera incubadora de España. Además, ya tiene sede en Madrid y en unos días tendrá otra en Barcelona. Dobón nos lo cuenta todo en esta entrevista concedida a El Autónomo Digital.

¿Cómo nace Demium Startups?

Surge a partir de un fracaso. Yo creé una startup para el comercio electrónico de productos gourmet y vinos a nivel internacional. A pesar de que los comienzos fueron buenos, me la pegué y tuve que echar el cierre. De forma paralela, a mi socio en Demium, Ismael Teijón, le pasó lo mismo con una agencia de marketing que había creado. Ambos comenzamos a barruntar la idea de que, de haber tenido al lado un equipo de mentores, un equipo de trabajo adecuado y una metodología que permitiera anticiparse a los problemas que no vimos, ambas empresas seguirían vivas en el mercado. Ése fue el germen de Demium Startups. Mi idea era crear una estructura que facilitara a los emprendedores su aterrizaje y primeros pasos en el mercado para evitar que cayeran en los mismos errores en que caemos todos. Me fui a Valencia, monté la estructura y poco después se incorporó mi socio.

“Creé una ‘startup’ para el comercio electrónico de productos ‘gourmet’ y vinos a nivel internacional. A pesar de que los comienzos fueron buenos, me la pegué y tuve que echar el cierre”

¿Por qué elegiste Valencia para ubicar Demium?

En Valencia se dan una serie de condiciones que la hacen única. Por un lado, aunque es la tercera ciudad por tamaño de España, es mucho más barata que Madrid o Barcelona. Montar Demium en Madrid o Barcelona habría supuesto un desembolso de dinero que no tenía. Además, el ecosistema emprendedor de Valencia es brutal. Está Plug&Play, está Lanzadera, hay iniciativas de apoyo al emprendimiento… Era el lugar ideal para montar Demium con una filosofía Lean [una filosofía o sistema de gestión sobre cómo operar un negocio].

¿Qué es Demium? Os definís como “incubadora de negocios”, ¿qué es eso exactamente? ¿Qué diferencias hay con una aceleradora?

La principal diferencia es que una aceleradora acoge proyectos que ya están iniciados, que tienen un equipo de trabajo, que tienen más o menos definido su modelo de negocio y los aceleran para que ganen tracción. En nuestro caso creamos empresas totalmente desde cero, cuando no existe ni la idea ni el equipo que la desarrollará. Nuestro foco está puesto en el talento. En este sentido somos más bien un grupo de headhunters para reclutar emprendedores de alto potencial. Lo que hacemos es seleccionar emprendedores y profesionales con talento, detectamos sus habilidades y puntos fuertes, les proporcionamos un equipo de cofundadores, les ofrecemos las ideas de negocio y les damos una metodología dentro de nuestro programa de incubación para crear una startup en seis meses y empezar a crecer.

Demium
El equipo de Demium.

Utilizáis una metodología propia, ¿podrías explicarla?

Tenemos una doble metodología. Por un lado está el proceso de selección de talento emprendedor, que consiste en detectar los perfiles top. No es fácil. Cuando un emprendedor se inscribe en nuestro programa, debe superar una entrevista personal y luego participar en el “Allstartup”, que es un evento de un fin de semana de duración en el que, junto a otros emprendedores que no conocía previamente, tiene que montar un equipo de trabajo y validar todas las fases del lanzamiento de una startup en 48 horas. Ahí se ve quiénes son los profesionales que tienen madera y una actitud a prueba de fuego para aguantar toda la presión que conlleva crear una startup. En ese evento seleccionamos los emprendedores que después entrarán en nuestro programa de incubación. Ahí arranca la segunda parte. En seis meses les proporcionamos las herramientas adecuadas para crear su startup, empezando por la idea de negocio. Nuestra metodología de incubación se basa en un inicio en Lean Startup y Agile, y hemos ido incorporando puntos en función de nuestra experiencia. También contamos con un equipo de mentores muy potentes con experiencia y un largo recorrido en diversos sectores. Pero el punto fuerte de nuestro modelo de incubación está en el equipo de Demium, en el tiempo y recursos que le dedican a cada equipo y en su afán por hacerles mejorar. Sin ellos no sería posible conseguir todo esto.

“Creamos empresas totalmente desde cero, cuando no existe ni la idea ni el equipo que la desarrollará. Nuestro foco está puesto en el talento. En este sentido somos más bien un grupo de ‘headhunters'”

¿Cuánto dura vuestro programa de incubación?

No hay un ciclo cerrado. Suele durar entre cuatro y seis meses. Hay proyectos que tienen una complejidad mayor que otros, o que operan en mercados menos maduros, o que necesitan de una infraestructura técnica mayor… Y por eso requieren más tiempo. Algunos en cuatro meses están listos, con la empresa constituida y empezando a facturar. Otros requieren de siete meses. Lo normal es que en seis meses alumbremos una startup.

¿Y cómo se desarrolla este programa?

Se desarrolla dentro de nuestro LAB, en las sedes de Valencia o Madrid. Proporcionamos un coworking, un entorno de alto crecimiento donde se generan sinergias entre los distintos proyectos, donde otras startups de programas anteriores también les aportan su experiencia, y donde tienen formaciones semanales y pueden acudir a nuestro equipo de mentores. Ah, y las horas de la comida son muy divertidas…

Hace unos tres meses abristeis sede en Madrid, ¿cómo está funcionando Demium Madrid?

Está funcionando a pleno rendimiento. En apenas tres meses hemos celebrado ya dos Allstartup y tenemos varios equipos de emprendedores desarrollando sus startups. Abrir una sede en Madrid era un paso lógico dentro de nuestra estrategia de crecimiento, porque somos ambiciosos y queremos ser la incubadora de startups de referencia no sólo en España, sino también en Europa. De momento, en España ya somos la primera incubadora por startups creadas. En enero también abriremos una nueva sede en Barcelona junto a SeedRocket.

Habéis creado también un fondo inversión, con lo que os habéis convertido en la primera incubadora de España que cubre todas las fases de la creación, ¿no es así?

Sí, tenemos un vehículo de inversión propio para financiar las startups que salen de Demium. Es una manera de facilitarle a nuestros inversores que puedan acompañar a aquellos proyectos que ven más interesantes. Para las startups de Demium también es una oportunidad para acceder al dinero que necesitan para seguir creciendo sin salir de nuestro entorno.

¿Qué es Demium Games?

Demium Games es nuestra incubadora especializada en videojuegos. Hay algunos sectores con un potencial de crecimiento increíble y que, paradójicamente, están un poco desatendidos en nuestro país. Uno de ellos es el de los videojuegos. España no sólo consume muchos videojuegos, sino que también exporta talento en forma de programadores que terminan yéndose a trabajar a los grandes estudios internacionales porque aquí no tienen oportunidades para desarrollar su talento. Demium Games es una manera de ayudarles y que puedan crear sus propios estudios de videojuegos a través de nuestra metodología.

¿Cuántos proyectos lleváis lanzados y cuál es la tasa de supervivencia?

En menos de cuatro años hemos puesto en el mercado una treintena de startups con una supervivencia por encima del 90 por ciento. Algunas de ellas comienzan a liderar sus respectivos sectores y otras ya están presentes en varios mercados internacionales. Hay que tener en cuenta que hasta el pasado mes de septiembre sólo teníamos una sede en Valencia, por lo que a partir de 2017, con las de Madrid y Barcelona funcionando a pleno rendimiento, esta cifra se va a multiplicar.

“Hemos puesto en el mercado una treintena de startups con una supervivencia por encima del 90 por ciento, pero a partir de 2017, con las sedes de Madrid y Barcelona funcionando a pleno rendimiento, esta cifra se va a multiplicar”

¿De qué startup a la que incubasteis os sentís más orgullosos?

Nosotros no estamos orgullosos de ninguna startup. De quienes sí estamos orgullosos es de los emprendedores que las han creado con nosotros. Para emprender con nosotros hay que tener “el cable pelao“, porque en algunos casos supone abandonar trabajos estables con sueldos altos para querer cumplir su sueño de crear su propia empresa. En otros casos hemos visto emprendedores que se han mudado de ciudad para irse a Valencia, dejando allí no sólo su trabajo si no también su pareja. Son muchas horas, mucha presión, mucha montaña rusa que sube y baja… Crear una startup no es algo que pueda hacer cualquiera. Se requiere una actitud distinta. Ver que hay talento y emprendedores que tienen esa actitud es lo que nos hace sentirnos orgullosos.

El próximo Allstartup, un evento de selección de talento emprendedor que organiza Demium, será en enero en Barcelona. ¿Qué previsiones tenéis? ¿Habrá alguna novedad respecto a ediciones anteriores?

La principal novedad es que en Barcelona no vamos a estar solos. Tenemos como compañeros de aventura a SeedRocket. ¡Nada menos que la primer aceleradora de España! Nosotros ponemos nuestra metodología y ellos un equipo de mentores brutal, entre los que se encuentran algunos de los emprendedores e inversores de más éxito en nuestro país. Lo de Barcelona va a ser algo muy grande.

Demium

¿Puedes avanzarnos alguna novedad que estéis preparando para el año que viene?

Seguir trabajando y seguir demostrando que una buena gestión del talento emprendedor da sus frutos. En 2016 hemos abierto Demium Madrid, Oarsis –nuestra incubadora de realidad virtual– y en enero de 2017 abriremos Demium by SeedRocket en Barcelona.

¿Cuáles son vuestras previsiones para 2017?

Pues paradójicamente no buscamos montar muchos más proyectos sino montarlos mejor. Es decir, hemos abierto más sedes para llegar a más número de emprendedores con talento, pero no vamos a incrementar mucho más el número de proyecto que montamos cada año, sino que pretendemos montar mejores proyectos: seleccionar entre más talento, entre más ideas y organizar más eventos All Startup. En 2016 hemos tenido las primeras oportunidades de desinversión de nuestras participadas, tanto la oportunidad de vender totalmente varias empresas (¡una de las startups ha tenido dos oportunidades de venta en un año!), como fondos que nos han ofrecido comprarnos parte de nuestra participación. En 2017 seguiremos trabajando para que se sigan sucediendo las oportunidades y valoraremos desinvertir por primera vez en alguna participada.

“Crear una ‘startup’ no es algo que pueda hacer cualquiera. Se requiere una actitud distinta. Ver que hay talento y emprendedores que tienen esa actitud es lo que nos hace sentirnos orgullosos”

¿Darías algún consejo a alguien que quiera poner en marcha su proyecto o startup?

El primer consejo es que se lo hagan mirar. ¿De verdad saben lo que es crear una startup? Es durísimo, con jornadas de trabajo maratonianas, con un salario de supervivencia, en el caso de que puedan tener un salario durante los primeros meses o incluso en el primer año de vida de la empresa… Hay que tenerlos como el caballo de Espartero para aguantar una montaña rusa en la que un día estás en todo lo alto y te crees el rey del mundo y, al día siguiente, piensas que está todo perdido. Pero si su sueño es tener su propia empresa, tienen ese “cable pelao” y están convencidos de ello, el mejor consejo es que no renuncien y se lancen a la arena. Mejor si lo hacen con alguien al lado que les preste el asesoramiento, metodología y un equipo de trabajo adecuados.

Además

Desafío The Valley

Nace Desafío The Valley, un concurso que premia la mejor idea de negocio digital

En la Barcelona StartupWeek 2017, del 18 al 22 de septiembre El Autónomo Digital. El …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *