Inicio / Guía del Freelance / Facturación / Cómo facturar sin ser autónomo: las cooperativas de trabajo asociado
Cooperativas

Cómo facturar sin ser autónomo: las cooperativas de trabajo asociado

El Autónomo Digital. En los últimos años estan surgiendo nuevas entidades y herramientas para facturar enfocadas a los freelance: son las cooperativas de trabajo asociado. Estas entidades permiten facturar sin tener que darse de alta de autónomo. Eso sí, solo por trabajos esporádicos. Incluso hay ya cooperativas especializadas en un sector concreto, como, por ejemplo, agrupaciones de ingenieros y arquitectos freelance.

Estas cooperativas ofrecen grandes ventajas, pero también presentan algunas desventajas. Estos son los principales beneficios e inconvenientes de ser miembro de una cooperativa a la hora de facturar sin ser autónomo:

Ventajas de las cooperativas de trabajo asociado

  • La persona que desee pertenecer a la cooperativa debe hacerse socio y una de las grandes ventajas de las cooperativas es que facturan por nosotros. De esta manera el asociado de la cooperativa no tendrá que preocuparse de facturas, liquidaciones, libros de registro, etc. Se ocupará únicamente del trato con sus clientes y de efectuar su trabajo, tras lo cual recibirá una liquidación por los rendimientos de su trabajo, algo similar a una nómina.
  • Otra de las ventajas de las cooperativas es que el asociado puede olvidarse del papeleo, la administración y los trámites burocráticos. No tendrá que preparar facturas, ni pagar el IVA o las liquidaciones trimestrales. Por tanto, ahorra tiempo.
  • De esta forma se pueden cobrar de forma legal los trabajos que vayan surgiendo a lo largo del tiempo y no tener que renunciar a ellos por la imposibilidad de realizar una factura o por la cantidad de papeleo que pueda suponer aceptar el trabajo.
  • Permite ahorrar dinero, ya que se evita pagar la cuota de autónomo, además de poder aplicarse un 2% de IRPF, en cuyo caso deberá comprobar que su situación familiar y laboral se ajusta a este tipo de retención. De no ser así, y tras hacer la declaración de la renta anual, le tocará pagar a Hacienda.
  • Beneficios por estar dado de alta en la Seguridad Social en el Régimen General, como cualquier otro trabajador por cuenta ajena. Por tanto, el trabajador asociado contaría con las ventajas de jubilación, paro, desempleo, sanidad y maternidad en el caso de que ya haya trabajado con anterioridad.
  • Si realiza trabajos con otro miembro de la cooperativa podrá ahorrarse el IVA, puesto que son facturas en la misma sociedad y estará exento de este impuesto. Por tanto, pertenecer a una cooperativa con muchos socios es una de las ventajas de estas sociedades, porque da más oportunidades de encontrar trabajo o clientes. Una de las cooperativas que más ha crecido este año es la valenciana Factoo, que ya suma más de 13.000 asociados.
  • Asesoramiento laboral, legal y administrativo. Además, en algunas cooperativas, como la mencionada Factoo, cuentan con un seguro sanitario. También facilitan a los asociados formación en prevención de riesgos laborales, así como el certificado de PRL.Cooperativas

Desventajas de las cooperativas

  • Lógicamente tiene unos costes, que serán los que nos deduzcan en la cooperativa. Por un lado los costes de Seguridad Social, puesto que nos darán de alta un número de días determinados, un coste no muy elevado por cada alta y cada baja. A esto hay que añadir unos gastos de gestión,que en algunas cooperativas van del 3 al 7% de la factura emitida según el plan al que se acoja el interesado. Igualmente, hay que tener en cuenta la retención de IRPF que se aplique el asociado, que dependerá de su situación laboral y familiar. En resumen, se debe analizar si compensan estos costes y resultan menores que pagar la cuota de autónomos del mes.
  • Darse de alta en la cooperativa supone otro pago, en la mayoría de cooperativas es un pago único o mensual de entre 80 y 100€ que puede implicar convertirte en cooperativista, con los riesgos que ello puede implicar. Sin embargo, en otras cooperativas solo existe una cuota única de alta que se devuelve íntegra o parcialmente en caso de que el asociado decida darse de baja. Además, este pago no implica ser cooperativista, solo afiliado de la misma, con lo que no corre ningún riesgo.
  • Al estar cotizando en el régimen general se acumula paro, aunque al ser sólo unos pocos días de alta no supondrá una gran diferencia.

Además

cooperativas de trabajo

UATAE: “Las cooperativas de facturación existen porque los autónomos quieren cumplir la ley”

Advierten de que pagar las cuotas y “sobrevivir” es incompatible para muchos autónomos El Autónomo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *