Inicio / Actualidad del autónomo / ENTREVISTA – Paula Sánchez de León, directora del bufete Sánchez de León en Valencia: “Es necesario implantar la cultura de ‘compliance’ en todas las empresas, grandes y pequeñas”
Sánchez de León

ENTREVISTA – Paula Sánchez de León, directora del bufete Sánchez de León en Valencia: “Es necesario implantar la cultura de ‘compliance’ en todas las empresas, grandes y pequeñas”

ENTREVISTA – Paula Sánchez de León, directora del bufete Sánchez de León en Valencia: “Es necesario implantar la cultura de ‘compliance’ en todas las empresas, grandes y pequeñas”
Valora esta noticia

El Autónomo Digital. Fundado hace más de 30 años en Madrid, Sánchez de León Abogados es uno de los bufetes de abogados más prestigiosos, sobre todo en el ámbito sanitario y laboral. Hace casi tres años este despacho abrió delegación en Valencia bajo la dirección de la abogada Paula Sánchez de León (Valencia, 1965), ex consellera portavoz del gobierno valenciano.

En esta entrevista hablamos con ella, socia-directora del bufete, y con Mateo Castellá (Valencia, 1973), letrado coordinador del área de derecho y consultoría deportiva y también ex alto cargo de la Generalitat Valenciana. Les preguntamos sobre algunas de las cuestiones jurídicas que más preocupan a los autónomos, como la normativa compliance o la responsabilidad civil.

¿Cómo y cuándo nace vuestro despacho?

Paula S. de León: El despacho nace hace más de 30 años en Madrid, fue fundado por Enrique Sánchez de León. Posteriormente, se abrió la delegación de Barcelona y, hace tres años, la de Valencia.

¿Cuánta gente forma el equipo?

Paula S. de León: Somos siete personas en Valencia, más de 30 entre las tres delegaciones, Madrid, Barcelona y Valencia.

¿Qué os diferencia de otros despachos de abogados?

Paula S. de León: Sánchez de León Abogados es una firma multidisciplinar, de asesoramiento en todos los ámbitos o ramas del derecho, con profesionales  formados y especializados en las distintas áreas jurídicas, y en la que el eje de toda la actividad es la excelencia en la atención al cliente. Por eso, nuestro objetivo es el trato directo y personalizado; nuestra prioridad, la calidad y la especialización; y nuestra apuesta, el derecho preventivo como mecanismo para evitar largos y costosos pleitos y para que nuestros clientes puedan operar con la máxima seguridad jurídica en el cada vez más complejo entramado legislativo en que nos desenvolvemos. Pese a nuestro carácter multidisciplinar, en determinados ámbitos del derecho, como el sanitario o el laboral, Sanchez de León goza de una gran trayectoria, reconocimiento y especialización, lo que nos permite anticiparnos al conflicto con lo que ello supone de ahorro económico, en tiempo, etc.

Sánchez de León dispone de una herramienta informática para vuestros clientes que permite que éste pueda conocer en tiempo real el estado de cualquier procedimiento, ¿cómo funciona?

Paula S. de León: En efecto, el uso de la tecnología es indispensable en nuestro trabajo, y no sólo como herramienta para una eficaz y eficiente gestión interna, sino como instrumento de transparencia, puesto a disposición de nuestros clientes, que cuando así lo soliciten (sobre todo en casos de mucho volumen de asuntos) pueden acceder a toda la información de los asuntos que les atañen.

“Apostamos por el derecho preventivo como mecanismo para evitar largos y costosos pleitos y para que nuestros clientes puedan operar con la máxima seguridad jurídica en el cada vez más complejo entramado legislativo”

¿Podéis avanzarnos alguna novedad que estéis preparando para el año que viene?

Paula S. de León: Fundamentalmente, por nuestra trayectoria profesional previa –20 años ocupando cargos públicos en la administración valenciana–, estamos haciendo un importante esfuerzo en el análisis y estudio de todas las normas y leyes que emanan del gobierno, y su repercusión en los distintos sectores a los que afecta. Me refiero, por ejemplo, a las normas de reversión a la gestión pública de determinados hospitales concertados; a los cambios que se están operando en la educación concertada; o a normas urbanísticas como el PATIVEL, que afecta directamente a miles de propietarios; o la gestión indirecta de espacios deportivos. También estamos haciendo un importante esfuerzo en el campo del derecho y las TIC. Cualquier persona física o jurídica hoy en día tiene que estar bien asesorada en la dimensión jurídica de su actividad digital: comercio electrónico, firma electrónica, protección de datos, propiedad intelectual e industrial, el desarrollo de las smart city, etc…

Mateo Castellá: En el área del derecho deportivo estamos trabajando con las entidades deportivas para dar respuesta a sus principales necesidades jurídicas: contratación, voluntariado, relaciones laborales con técnicos, entrenadores… Pero también para hacer posible que medidas aprobadas por el Gobierno de España tan importantes como el Programa 2020 de Apoyo al Deporte Base o el Programa Universo Mujer, consistente en importantes incentivos fiscales para las empresas que de alguna forma contribuyan a desarrollar el deporte escolar, universitario y femenino, puedan realmente implementarse en la Comunidad Valenciana.

Sánchez de León
Paula Sánchez de León.

Sánchez de León está en Madrid, Valencia y Barcelona, ¿tenéis previsto abrir más delegaciones en España?

Paula S. de León: Es posible, aunque no es un objetivo inmediato porque los miembros integrantes de las distintas sedes tienen absoluta movilidad, tanto a nivel nacional como internacional, así como el conocimiento lingüístico necesario para ello (español, inglés, francés, alemán, italiano, portugués y valenciano).

“Cualquier persona física o jurídica tiene que estar hoy bien asesorada en la dimensión jurídica de su actividad digital: comercio electrónico, firma electrónica, protección de datos, propiedad intelectual e industrial, el desarrollo de las ‘smart city’

Pasemos ahora al ámbito puramente jurídico, a cuestiones que suelen plantearse los autónomos. Una de esas cuestiones es ésta: cuando un técnico trabaja para una empresa y ocurre algún problema o accidente ¿cómo se reparte la responsabilidad civil entre técnico y empresa?

Paula S. de León: En el mundo del derecho no se puede generalizar, y hay que ir al estudio particular de cada caso, ése es principalmente uno de los motivos de nuestro trabajo, estudiar todos y cada uno de los detalles de nuestros asuntos… Respecto a un tercero, aparece como responsable directo la empresa o entidad que contrata al trabajador, respondiendo, en estos casos, la compañía aseguradora que tuviera contratada la empresa y que cubre la responsabilidad civil. Estudio aparte merece quien, en su caso, resulte responsable penal, el trabajador o la empresa, pero eso es ya objeto de estudio de cada asunto en particular… Nuestra prioridad es minimizar los riesgos para nuestro cliente.

Hay ocasiones en que un técnico realiza y firma un proyecto que incluye una parte o anexo realizada por otro técnico y que no está firmado por esa persona. Sin embargo, hay veces que sí consta factura por ese trabajo no firmado. A la hora de la responsabilidad civil, si hay algún problema con esa parte del proyecto, ¿recae toda en el técnico que firma el proyecto o la factura haría responsable al técnico que realizó ese anexo?

Paula S. de León: También en este caso habría que ver cada contrato y estudiar la casuística particular de cada uno. La responsabilidad inicial y respecto a terceros es de la persona/entidad con quien se contrata. Ésta puede, bien ejecutar el trabajo directamente, bien encargarlo a terceros, en cuyo caso, posteriormente podrá repetir sobre quien haya realizado ese anexo y quede probada su responsabilidad por dolo o imprudencia, bien por acción u omisión. Siempre hay que contar con los seguros de responsabilidad civil, que son esenciales y obligatorios para el ejercicio de determinadas profesiones, sin los cuales no está permitido el desarrollo de las mismas.

“La responsabilidad inicial y respecto a terceros es de la persona/entidad con quien se contrata. Ésta puede encargarlo a terceros, en cuyo caso, posteriormente podrá repetir sobre quien haya realizado ese trabajo y quede probada su responsabilidad por dolo o imprudencia, bien por acción u omisión. Siempre hay que contar con los seguros de responsabilidad civil”

A grandes rasgos, ¿qué consecuencias tiene la Ley Ómnibus en la actividad profesional de los técnicos y sus colegios?

Mateo Castellá: El principal objetivo de la Directiva europea de servicios es la de crear un marco jurídico que garantice la libertad de establecimiento de prestación de servicios dentro de la UE, y esto, en algunos casos, choca con una figura tan arraigada en nuestro ordenamiento como es la de los colegios profesionales. El desarrollo de dicha directiva en nuestro ordenamiento, se hizo mediante la ley 25/2009, de 22 de diciembre, que adaptaba distintas leyes para el libre acceso a determinadas profesiones y su ejercicio. Esta ley sitúa al interés público como principal objetivo de los colegios profesionales, por lo que, a partir de la misma, pasan a convertirse en autoridades competentes, capacitadas para velar por los consumidores y ser valedores del control de la profesión. En general, va a permitir una mayor competencia entre los distintos colegios, pues se establece la libertad de colegiación dentro de los competentes, tanto a nivel territorial como por la materia, o la no obligatoriedad de colegiación para ejercer en determinadas profesiones. Como principales consecuencias para arquitectos e ingenieros, encontramos la exención de requisito del visado de los proyectos, salvo aquellos previstos en el artículo 2 del Real Decreto 1000/2010, que pasa a tener carácter voluntario y, en los casos en que se solicite, ya no entrará en cuestiones técnicas sobre los mismos. Podemos decir que con la denominada Ley Ómnibus se ha ganado en competencia, tanto intercolegial como intracolegial. Por otra parte, nuestro despacho trabaja con los distintos colegios profesionales y entidades (federaciones, agrupaciones empresariales, etc…) en la labor de armonización entre el interés público y la defensa de los intereses de los colegiados y federados.

Sánchez de León
Mateo Castellá.

¿Podéis explicar que es un programa de ‘compliance’? ¿Es obligatorio para todas las empresas, también las pymes?

Paula S. de León: El compliance es un claro ejemplo del derecho preventivo, al que me refería anteriormente, y consiste en la implantación en las empresas de un sistema de prevención de delitos, dado que con la aprobación de la ley 1/2015 por la que se modifica el Código Penal, las personas jurídicas (empresas) también pueden incurrir ahora en responsabilidad penal, e imponérsele penas, no sólo de índole económica, sino que pueden llegar a la suspensión de la actividad. Así, la actuación negligente o dolosa de los trabajadores o consejeros de una empresa puede derivar en responsabilidad para dicha empresa, cuando no se hayan adoptado las medidas preventivas necesarias para evitarlo. Desde luego que es necesario incorporar esta “cultura de compliance” para todas las empresas, grandes y pequeñas, aunque las necesidades o la complejidad lógicamente no es la misma en una sociedad anónima que en una pyme.

Otra de las áreas que también trabajáis es el derecho deportivo, ¿cuáles son las nuevas deducciones fiscales al deporte base?

Mateo Castellá: Como ya he mencionado, los nuevos programas Plan 2020 de apoyo al deporte de base y Universo mujer han llegado para quedarse. Son la principal respuesta a una demanda cada vez más necesaria, el fomento de la colaboración público-privada en el fomento del deporte y la actividad física, tanto en edades tempranas como en la mujer. Con ello, destacamos el principal objetivo, que es el cambio de perspectiva: antes se buscaba fomentar los grandes eventos deportivos, ahora, el auténtico evento deportivo es que la sociedad practique deporte y, con ello, mejore el nivel de nuestros deportistas. Por eso, a través de la ley de presupuestos generales del Estado se ha articulado un sistema de deducciones fiscales  (hasta un 90% de la aportación realizada deducible directamente sobre la cuota íntegra del impuesto de sociedades) para las empresas que colaboren con estos programas.

“La actuación negligente de los trabajadores de una empresa puede derivar en responsabilidad para dicha empresa, cuando no se hayan adoptado las medidas preventivas necesarias para evitarlo. Desde luego que es necesario incorporar la ‘cultura de compliance’ para todas las empresas, grandes y pequeñas”

¿Qué consejos legales daríais desde Sánchez de León a alguien que quiera arrancar su proyecto o ‘startup’?

Paula S. de León: Como todo proyecto empresarial, previamente hay que estudiar y analizar los elementos necesarios no solo para crear la empresa (donde ubicarla, forma jurídica, socios, etc.), sino también aquellos que permitan su crecimiento y consolidación. En nuestro despacho prestamos especial énfasis no solo en esos aspectos, sino también en la prevención de eventuales riesgos y conflictos que pudieran aparecer a corto y medio plazo. En Sánchez de León Abogados analizamos pormenorizadamente los distintos aspectos jurídicos dentro de cada área. Así, en derecho mercantil, orientamos sobre la forma jurídica, los pactos entre los socios, así como distintos contratos que ha de firmar la empresa; en derecho administrativo tramitamos todo tipo de licencias y permisos; así como la contratación laboral; y todo lo referente a la política de protección de datos y derechos de imagen, un refuerzo específico que han de tener aquellos que se dediquen al mundo de las startups.

Además

Autónomos y funcionarios

Autónomos y funcionarios: diferencias en las pensiones

Autónomos y funcionarios: diferencias en las pensiones5 (100%) 3 votes Hay casos en los que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *