Inicio / Actualidad del autónomo / La crisis impulsa en España la inversión en los activos intangibles
Activos intangibles
Momento de la presentación del estudio. A. Alegre.

La crisis impulsa en España la inversión en los activos intangibles

La crisis impulsa en España la inversión en los activos intangibles
Valora esta noticia

Los activos intangibles son un reflejo de la evolución de la economía 

Alicia Alegre/El A. Digital. España experimenta un crecimiento pausado pero gradual en la inversión de los activos intangibles. En un contexto de globalización, el continuo desarrollo de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación han transformado los procesos de producción, a través de la robotización y la automotización, proliferando la creación de nuevos sectores.

Estos cambios se enfocan hacia una economía del conocimiento, lo que implica la necesidad de hacer inversiones en los activos intangibles. Los intangibles son aquellos activos relacionados con el software, la I+D, la formación, publicidad y la estructura organizativa entre otros y son necesarios para adaptarse a una economía mundial.

Según ha explicado Matilde Mas, catedrática de Fundamentos de Análisis Económico de la Universitat de València y directora de proyectos internacionales del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE), los activos intangibles pueden “medir la inversión que hacen las empresas para que el resultado sea obtener una mejor imagen,  sofisticar el diseño de los nuevos productos, crear imagen de marca…”, por lo que son imprescindibles en el futuro de la economía de empresa.

España camina hacia esa economía del conocimiento, aunque a menor ritmo que otros países desarrollados. A pesar de que la inversión nacional en activos intangibles ha crecido un 22,5% desde 2004, todavía representa únicamente el 6,3% del PIB. Este dato coloca a España a la cola de Europa, junto con Italia, y muy lejos de países como Suecia, Francia o Reino Unido, donde se supera el 12% del PIB.

La importancia de la inversión en activos intangibles, relacionada directamente con el aumento de la productividad y la calidad de vida, se observa en EE.UU., el país líder en este sentido, que ya invierte más en activos intangibles que en tangibles.

Estos datos proceden del informe La economía intangible en España. Evolución y distribución por territorios y sectores, un estudio del IVIE financiado por la Fundación Cotec en el marco de su Programa de Innovación Abierta que recoge datos desde el 1995 hasta el 2014. Los directores del informe, Matilde Mas y Javier Quesada, ambos catedráticos de Análisis Económico e investigadores del Ivie, han presentado este lunes en Valencia, en la Fundación ADEIT, las conclusiones del documento, en unas jornadas organizadas por Cotec y ADEIT.

En este caso, España es el primer país a nivel europeo que recoge datos y los analiza por regiones, un trabajo inédito hasta el momento. Según este informe, la crisis económica que azotó la economía española no incidió en la inversión de activos intangibles en comparación con los tangibles (inmuebles, maquinaria…), es más, impulsó su crecimiento.

La primera base de datos de inversión en activos intangibles

El informe presentado ofrece la primera base de datos de inversión en activos intangibles a escala internacional que recoge el análisis de las regiones dentro de un mismo país. Estudia la inversión en intangibles por comunidades autónomas españolas entre 1995 y 2014 y las divide en cuatro bloques en función del resultado: convergentes, divergentes, liderazgo reforzado y liderazgo estancado.

Si se observa el conjunto de las autonomías, se percibe una gran “convergencia”, apuntaba Matilde. Madrid ha reforzado su posición de liderazgo en activos intangibles en los últimos diez años, mientras que Cataluña o Navarra, que se situaban en lugares destacados, han frenado su progresión.

La Comunidad Valenciana, junto con Andalucía y Murcia, han mostrado una progresión que comienza a acercarles a la media nacional. Por último, Extremadura y La Rioja se han alejado un poco más de la media en esta última década.

La Comunitat Valenciana partía de posiciones muy bajas en inversión en intangibles, pero desde 2004 ha registrado un crecimiento del 30%, 7,5 puntos más que en el conjunto del país. La inversión en intangibles en la autonomía representa el 6,2% del PIB, lo que supone prácticamente igualar la media nacional.

La crisis ha impulsado los intangibles, aunque las empresas valencianas todavía destacan por la inversión en activos tangibles (inmuebles, maquinaria, etc.), donde se encuentran 6,5 puntos porcentuales por encima de la media nacional.

Principales sectores en activos intangibles

En cuanto a sectores, las actividades financieras y de seguros, la fabricación de maquinaria y la fabricación de productos informáticos son los que más apuestan por la inversión intangible en España, mientras que agricultura y ganadería y administración pública y defensa son los que se encuentran muy por debajo de la media.

Según ha explicado Rafael Climent, consejero valenciano de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo: “La confianza, la participación, la capacidad de innovación… Son los intangibles que más diferencian a la empresa, por lo que es importante invertir en los activos que propicien una transición hacia un modelo económico sostenible”.

Además

sentencia del Supremo

Una sentencia del Supremo dictamina que los autónomos no pueden deducirse del 100% del IVA de su vehículo

Una sentencia del Supremo dictamina que los autónomos no pueden deducirse del 100% del IVA …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *