Inicio / Actualidad del autónomo / Las cooperativas reclaman más apoyo después de ser protegidas por la Unesco
Unesco

Las cooperativas reclaman más apoyo después de ser protegidas por la Unesco

El Autónomo Digital. Las cooperativas españolas reclaman mayor atención después de que la Unesco haya declarado el cooperativismo patrimonio cultural inmaterial de la humanidad. La declaración de las Fallas de Valencia como patrimonio inmaterial ha eclipsado otras decisiones relevantes tomadas por la Unesco el mismo día y que han pasado bastante desapercibidas. Por ejemplo, ésta.

En concreto, la organización mundial, a instancias del cooperativismo alemán, protege la idea y la práctica de mancomunar intereses colectivos en cooperativas. Las cooperativas se incorporan así a la lista de las dieciséis nuevas entradas añadidas al Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. La decisión fue adoptada por parte del Comité Intergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, que tuvo lugar el día 2 de diciembre en Adis Abeba, capital de Etiopía.

Para el presidente de la Confederació de Cooperatives de la Comunitat Valenciana, Emili Villaescusa, “el reconocimiento de la Unesco al cooperativismo alemán demuestra que las cooperativas estamos en el camino correcto: trabajando con la mirada puesta en las personas y vinculándonos a nuestro entorno más próximo para satisfacer los intereses colectivos”. Son declaraciones recogidas en el portal web de la Federació Valenciana d’Empreses Cooperatives de Treball Associat (Fevecta).

“Esta declaración es un argumento más a favor para pedir a nuestros gobernantes que presten al cooperativismo la atención y el apoyo que merece; nuestra voz debe ser escuchada en los foros de decisión más importantes y nuestras empresas deben ser valoradas en justa correspondencia a su compromiso social, con todas las consecuencias”, ha reclamado Villaescusa.

Unesco

En España existen multitud de cooperativas, en sectores muy diversos, y algunas se han convertido en exitosas empresas de gran tamaño, como, por ejemplo, la cadena de supermercados Consum, que ya cuenta con 660 establecimientos y una plantilla de más de 12.400 trabajadores. El cooperativismo se ha convertido incluso en una alternativa para los autónomos y freelancers en los últimos años.

Las razones de la declaración de la Unesco

“Una cooperativa –dice la presentación de Alemania expuesta a la Unesco– es una asociación voluntaria de personas que suministra servicios de índole económica, social o cultural a sus miembros con vistas a mejorar su nivel de vida, resolver problemas comunes y propiciar cambios positivos. Basadas en el principio de subsidiariedad que parte de la base de que la responsabilidad personal está por encima de la acción del Estado, las cooperativas permiten crear comunidades gracias a los intereses y valores compartidos por sus miembros, a fin de aplicar soluciones innovadoras a problemas muy diversos de la sociedad: desde la creación de empleos y la ayuda a las personas de edad, hasta la revitalización urbana y la ejecución de proyectos de energías renovables”.

El texto añade: “En las cooperativas todos pueden participar, y sus miembros tienen la posibilidad de comprar acciones de las mismas y tomar parte en la adopción de decisiones relativas a su orientación futura. El sistema cooperativo ofrece créditos con un interés módico a agricultores, artesanos y empresarios. Actualmente, casi una cuarta parte de la población alemana pertenece a una cooperativa. Además de las cooperativas formadas por agricultores y artesanos, hay otras que agrupan al 90% de los panaderos y carniceros y al 75% de los comerciantes minoristas. También se han creado algunas cooperativas con la finalidad específica de que los estudiantes adquieran experiencia. Las prácticas y los conocimientos vinculados a este elemento del patrimonio cultural inmaterial se transmite por intermedio de cooperativas y universidades”.

Según datos recopilados por la confederación mundial de cooperativas de trabajo, CICOPA –por sus siglas en inglés– el empleo cooperativo concierne directamente a 250 millones de personas en el mundo, sin tener en cuenta el empleo indirecto e inducido. En el G20, el empleo cooperativo representa casi el 12% del total de la población ocupada.

Cooperativismo en España

El empleo generado en cooperativas de trabajo es un empleo estable y de calidad. Según datos de Fevecta, el 80% de los contratos son indefinidos y el 82% es a jornada completa. Además, en las nuevas cooperativas hay una incorporación masiva de jóvenes. En muchas partes de España, el 80% son menores de 35 años.

En España las cooperativas han resistido la crisis mejor que ninguna otra fórmula empresarial. En los últimos años han destruido hasta un 12% menos de empleos que otros tipos de empresa.

El sector asegura que las cooperativas de trabajo “han demostrado resistir las crisis mejor que ninguna otra fórmula empresarial. En los últimos años han destruido hasta un 12% menos de empleos que otras fórmulas empresariales”.

Por otro lado, las cooperativas de trabajo españolas destacan por su capacidad de recuperar el empleo a través de la recuperación de empresas en crisis. Se calcula, informa Fevecta, que hay más de 100 empresas reconvertidas en los últimos años.

Además

cuarta revolución

El sector metalmecánico afronta una necesaria transformación digital

Encuentro en Valencia sobre la cuarta revolución en el sector El Autónomo Digital. Las empresas …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *