Inicio / Actualidad del autónomo / 2017: un año de avances y retrocesos para los autónomos
Balance de 2017

2017: un año de avances y retrocesos para los autónomos

2017: un año de avances y retrocesos para los autónomos
Valora esta noticia

A.J.C./El Autónomo Digital. Es momento de hacer balance de 2017. El año que ahora finaliza ha tenido luces y sombras para el colectivo de autónomos. Por fin salía adelante la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomoen octubre, por la que, entre otras medidas, se amplía la tarifa plana de 50 euros y se fijan desgravaciones por gastos de manutención.

También se reformaba este año que dejamos (y también en octubre) la Ley de Contratos del Sector Público, una modificación legal que el colectivo considera positiva.

Otra buena noticia, ha sido el comienzo –no sin un importante retraso– de la reuniones en el Congreso de los Diputados de la Subcomisión para el estudio de la reforma del Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos (RETA). En octubre comparecieron en ella ATA, UPTA y UATAE.

Sin embargo, en la parte negativa del balance de 2017 hay que reseñar, entre otros aspectos, que unas cuantas medidas de la ley de autónomos 2017 no han podido entrar en vigor por la falta de presupuestos para 2018.

Otras, las de carácter fiscal, entran en vigor en 2018, como la deducción de los gastos de suministros de la vivienda y gastos de manutención. Esta deducción por suministros de la ley de autónomos 2017 ha sido calificada de “tomadura de pelo” por buena parte del colectivo, ya que es sensiblemente menor a la prevista e inicialmente acordada.

Además, hay medidas fundamentales para el colectivo que están todavía pendientes, como una cuota progresiva adaptada a los ingresos, y que se tratarán en la subcomisión parlamentaria. Por otro lado, los problemas para llegar a fin de mes de muchos autónomos persisten, el acceso al crédito no es para tirar cohetes y los datos del sector del comercio minorista son preocupantes.

Una de las organizaciones de autónomos, la Confederación Intersectorial de Autónomos del Estado Español (CIAE), ha difundido un comunicado donde hace balance del año 2017, recoge varios de estos aspectos positivos y negativos y aporta otros.

Balance de 2017 de CIAE: aspectos positivos

En el final de año, CIAE ha realizado su propio balance sobre la realidad que envuelve al trabajo autónomo. “Constatamos que, por fin, en el 2017 se pudo aprobar la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo que ha traído mejoras a lo que ya existía y, aunque quedaron en el tintero muchas medidas consideradas por los autónomos como esenciales, abre un marco de nuevas posibilidades para el futuro del emprendimiento”.

Para la entidad otra normativa beneficiosa para los autónomos aprobada este año es la nueva Ley de Contratos con el Sector Público, que mejora “sustancialmente” las condiciones para optar a los contratos que ofertan las Administraciones Públicas, “contratos que hasta ahora monopolizaban las grandes empresas”.

Otras de las medidas alabadas por CIAE es la tarifa plana. La consolidación y la ampliación de ésta “ha contribuido a aflorar mucha economía sumergida sin cotizar y a abrir una puerta al trabajo autónomo a muchos desempleados sin futuro”.

Retrocesos

Ante este balance de 2017 positivo se opone otro con sombras y retrocesos. Los principales para CIAE son los siguientes:

  • Desciende del número de autónomos en más de la mitad de las comunidades autónomas.
  • El acceso al crédito sigue estando plagando de trabas, para la mayoría de los autónomos “sigue siendo inalcanzable”.
  • La ley para atajar la morosidad sigue sin cumplirse, una de cada cuatro actividades de los autónomos acaban en el cierre porque el sector público no paga a  30 días y el privado “se salta a la torera” lo de pagar a 60 días.
  • Entre el colectivo de los autónomos siguen predominando los mileuristas, así lo indica Gestha, el Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda. Con los datos de este año de la Agencia Tributaria correspondientes a 2016, se alerta que el 97,64% no alcanza esa cota de ingresos, solo algo más  de dos de cada cien autónomos declaran ganar más de 1.000 euros mensuales. Esta realidad ha empeorado con respecto al año anterior.
  • Aumentan los falsos autónomos gracias al desembarco en la economía real de las multinacionales que se sirven de aplicaciones informáticas para contratar a trabajadores en precario, obligándolos a ser “autónomos” y cargando los gastos sobre ellos y los consumidores.
  • El cobro del paro de los autónomos sigue sin funcionar, el 54% de los autónomos que cotizaron por ello cuando han tenido que cerrar su actividad económica no han cobrado ningún desempleo.

Por ello, CIAE reclama actuaciones a los poderes públicos: “Estimamos que en 2018 los representantes políticos deberían atajar esta realidad con normativas y con hechos evidentes para que la precariedad no sea cada vez más una sombra que se extiende entre el colectivo de los autónomos”.

Además

Autónomos y funcionarios

Autónomos y funcionarios: diferencias en las pensiones

Autónomos y funcionarios: diferencias en las pensiones5 (100%) 3 votes Hay casos en los que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *