Inicio / Actualidad / El avión del Chapecoense viajaba con exceso de peso y el combustible al límite
avión

El avión del Chapecoense viajaba con exceso de peso y el combustible al límite

Los pilotos de avión sabían de la falta de carburante y estudiaron una parada para repostar.

El Autónomo Digital. El avión en el que viajaba el equipo de futbol brasileño Chapecoense iba con exceso de pesocombustible al límite, volaba a una altitud para la que no tenía licencia y presentaba deficiencias en el plan de vuelo, ha concluido en un informe preliminar la Aeronáutica Civil de Colombia (Aerocivil).

“Ellos eran conscientes de que el combustible que tenían no era el adecuado ni era suficiente”, afirmó el funcionario, quien añadió que además el avión “contenía un peso superior al permitido por manuales”. Bonilla añadió que durante el vuelo, el piloto, Miguel Quiroga, “decide ingresar a Bogotá pero más adelante cambia la decisión y se va directo hasta Rionegro”, al aeropuerto José María Córdova de Medellín, próximo al que se estrella.

Según la investigación, en el plan de vuelo presentado por el piloto en el aeropuerto de Santa Cruz de la Sierra (Bolivia), de donde partió, la autonomía de la aeronave era de cuatro horas y 22 minutos, exactamente igual al tiempo de vuelo, “describiendo los mismos datos” cuando debía tener combustible para un recorrido mayor. “Debía tener una hora y 30 minutos más (de combustible) que el tiempo de vuelo en forma estándar en cuanto a su autonomía de vuelo”, dijo Bonilla.

El informe revela que cuando el piloto pidió a la torre de control del José María Córdova que le permitieran aterrizar, pese a que todavía no estaba en la aproximación a la pista, no informa de la gravedad de su situación ni que ya se le habían apagado dos de los cuatro motores por la falta de carburante.

Según el informe, “el peso real del despegue era 42.148 kilos, significa que estaba sobre su peso máximo de 41.800 kilos”. Bonilla indicó que el avión “despegó con 500 kilos más” sobre su peso máximo permitido, pero “sin embargo ese hallazgo no es un factor prioritario para el accidente como tal”.

Otra irregularidad encontrada fue que el avión supuestamente no estaba certificado para volar por encima de 29.000 pies y en el plan de vuelo presentado a la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (Aasana) de Bolivia se anotó que lo haría a 30.000 pies.

Por su parte, el Gobierno de Bolivia, en una investigación propia, señaló el martes que la culpa del accidente era de la aerolínea nacional Lamia y del piloto de la aeronave que se estrelló, Miguel Quiroga, fallecido en el siniestro.

Además

manifestación

Manifestación en Murcia para pedir la dimisión de Pedro Antonio Sánchez

La manifestación ha sido convocada por la Plataforma Anticorrupción de la Región de Murcia  El …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *