Inicio / Sin categoría / Aprende a poner las cadenas en cinco pasos
cadenas

Aprende a poner las cadenas en cinco pasos

Es fundamental que las cadenas no estén liadas, y saber cuál es la adecuada para nuestro neumático.

 El Autónomo Digital. Aunque el 21 de diciembre es cuando comienza oficialmente el invierno, el mal tiempo ha llegado ya a numerosas zonas de España. A la hora de desplazarse en coche es importante que el vehículo esté bien preparado, ya que tanto el frío como las demás condiciones meteorológicas adversas pueden causar más de un apuro. Nunca está de más llevar unas cadenas, ya que en algún momento una nevada puede provocar que no podamos seguir con nuestro viaje.Siguiendo estos cinco pasos el enfrentarnos a las peores condiciones en carretera nos resultará mucho más sencillo:

1)Poner cadenas. Es fundamental haberlo ensayado con anterioridad pues llegado el caso es posible que no sepamos hacerlo. Lo más importante es que cada una de ellas esté bien desliada, sin nudos. Primero se pasa por detrás del neumático, y cuando está bien desplegada se levantan los extremos del anillo interior y se atan por la parte superior del neumático. Entonces hay que ir centrándola por delante, cerrarla, tensarla al máximo y atar el cabo sobrante.

2)Elegir bien las cadenas. Hay que saber cuál es la adecuada para nuestro neumático. También hay que tener claro que se tienen que colocar «siempre al encontrarnos con la nieve», nunca antes.

3)Revisar el nivel de líquidos. Básicamente el del aceite, refrigerante de motor y limpiaparabrisas con los líquidos específicos.

4)Encender el aire acondicionado. Lo que conseguiremos es que se seque el aire y que, por lo tanto, no se empañen los cristales. Tenerlo encendido no es incompatible con conseguir una temperatura cálida, bastará con regular el termostato. Eso sí: es recomendable utilizar la función «AUTO», ya que de esta forma el compresor funcionará en su punto óptimo y evitará un exceso de consumo de combustible.

5)Procurarnos ropa de abrigoMantas, anoraks, gorros o guantes nunca sobran. Y el depósito de gasolina lleno.

Ya en la carretera, conviene no olvidar que cuando circulemos en la nieve hay que hacerlo con suavidad, utilizar tanto como sea posible el freno motor, y evitar frenar en las curvas, hacerlo siempre en las rectas. Y si nos acecha la niebla, encenderemos las luces posteriores de niebla sólo en caso de que ésta sea muy densa, pues de lo contrario podríamos deslumbrar al resto de conductores.

 

Además

Blesa

Rato y Blesa, en libertad

Blesa y Rato fueron recibidos al grito de «ladrones» a su llegada a la Audiencia …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *